Gonorrea

La gonorrea es provocada por una bacteria adquirida por transmisión sexual. Puede causar lesiones irreversibles a los órganos sexuales y provocar infertilidad. También puede causar dolor e inflamación en las rodillas y otras articulaciones, pequeñas ampollas de color rojo en la piel y problemas cardíacos si no se trata oportunamente. Hay que tener en cuenta que la gonorrea y muchas otras ITS también pueden aumentar las probabilidades de adquirir VIH.

La gonorrea puede presentarse en genitales, ano y boca. Entre los síntomas más comunes se encuentran el dolor al orinar, sangrado, inflamación pélvica y/o picazón anal (pero OJO, porque muchas personas pueden no presentar síntomas iniciales). Es relativamente fácil de detectar y se puede curar a través de antibióticos, aunque ya se han identificado casos de gonorrea resistente al medicamento. Por eso es fundamental acudir a una unidad de salud para la detección y tratamiento oportunos.

[ohio_heading subtitle_type_layout=»bottom_subtitle» module_type_layout=»on_left» heading_type=»h4″ divider_visible=»1″ title=»VGUlMjByZWNvbWVuZGFtb3MlM0E=» title_typo=»null» subtitle_typo=»{«font_size«:««,«line_height«:««,«letter_spacing«:««,«color«:««,«weight«:«inherit«,«style«:«inherit«,«use_custom_font«:false}»]