¿Cómo cambia mi vida?

VIH no es igual a muerte: ¿cómo cambia mi vida?

Debes partir de un hecho concreto: no hay cura para esta infección. Esto significa que es necesario aprender a vivir con el VIH, lo cual definitivamente sí implica “ajustes” en el proyecto de vida, no tanto para modificarlo sino para adaptarlo, pero sobre todo para tomar las decisiones que permitan incorporar el diagnóstico y el tratamiento.

La salud de los pacientes sí está relacionada con su apego al tratamiento y su vinculación permanente al servicio que incluye el monitoreo a través de estudios de laboratorio y consultas médicas. Tener Carga Viral indetectable y un buen número de CD4 no significa que tampoco puedas enfermar ya que los antirretrovirales no te protegen para las demás infecciones o enfermedades que puedas adquirir o desarrollar en la vida.

El manejo público de tu diagnóstico es una decisión tuya y también deberás aprender dónde y cuándo compartirlo. En ocasiones, existe miedo a sufrir discriminación, pero el marco legal de nuestro país nos brinda las herramientas para que ello no ocurra. Es tarea de todos luchar contra el estigma y el rechazo a las personas con VIH por lo que tu participación en esfuerzos encaminados a ese cambio puede ser importante.

[ohio_heading subtitle_type_layout=»bottom_subtitle» module_type_layout=»on_left» heading_type=»h4″ divider_visible=»1″ title=»VGUlMjByZWNvbWVuZGFtb3MlM0E=» title_typo=»null» subtitle_typo=»{«font_size«:««,«line_height«:««,«letter_spacing«:««,«color«:««,«weight«:«inherit«,«style«:«inherit«,«use_custom_font«:false}»]

Indetectable = Intransmisible

La carga viral indetectable se refiere a que la cantidad del virus en el cuerpo de una persona que vive con VIH ha disminuido a niveles indetectables por las pruebas de laboratorio, lo cual no significa que el virus haya desaparecido. Una persona cuya carga viral es indetectable puede gozar de buena salud en general sin peligro de que su sistema inmunológico esté siendo atacado por el VIH. Además, la posibilidad de que pueda transmitir el virus a otra persona es nula.  

Para tener una carga viral indetectable es importante desarrollar una buena adherencia a los medicamentos e incorporar hábitos de vida saludable. Cuando se ha alcanzado el nivel de indetectable, puede mantenerse de esa forma por años e incluso décadas.

Sobre adherencia o por qué es importante continuar mi tratamiento

Todos los medicamentos antirretrovirales requieren ser tomados diariamente para lograr el propósito de controlar la infección. Si la persona que vive con VIH olvida tomarlos un día o dos puede continuar el tratamiento (lo correcto es no suspenderlo). En ocasiones, puede haber desabasto de medicamentos en las clínicas por lo que las personas con VIH deben buscar medicamentos por otro lado, en ocasiones algunos conocidos que también toman antirretrovirales o algunas organizaciones civiles pueden tener pastillas que completen la dosis por unos cuantos días.  

 

Este punto es muy sensible y tiene la mayor relevancia. El medicamento tendría que estar asegurado pero la realidad del sistema nacional de salud no permite garantizarlo. Por ello es necesario tener un plan de previsión, pero sobre todo identificar cuáles son las opciones que ofrece cada institución para estos casos. Igualmente es necesaria la participación comunitaria porque de esos vínculos puede llegar el apoyo para saber qué hacer si se presenta desabasto. Hay instituciones con horarios fijos para entregar el medicamento, información que resulta necesario conocer. Finalmente hay que tener a la mano los números y correos electrónicos de denuncia cuando se presenten estos casos.

Asimismo, el paciente debe asegurarse que no faltará a recoger su dotación en la farmacia y tener contemplado cuál es el procedimiento para esos casos, como pedir a otra persona con carta poder que acuda en su lugar.

[ohio_heading subtitle_type_layout=»bottom_subtitle» module_type_layout=»on_left» heading_type=»h4″ divider_visible=»1″ title=»VGUlMjByZWNvbWVuZGFtb3MlM0E=» title_typo=»null» subtitle_typo=»{«font_size«:««,«line_height«:««,«letter_spacing«:««,«color«:««,«weight«:«inherit«,«style«:«inherit«,«use_custom_font«:false}»]

Tú sigue disfrutando del sexo, cero riesgos

Las personas que viven con VIH tienen el derecho de disfrutar de una vida sexual libre y placentera. El uso consistente de condón es recomendable para evitar la transmisión del VIH cuando no se tiene carga viral indetectable pero también para evitar adquirir otras ITS que van a complicar la calidad de vida o incluso reinfectarse por VIH, esto con implicaciones en el control de la infección. 

Por ejemplo, en caso de tener infección por herpes, se pueden experimentar episodios recurrentes de ampollas y úlceras provocadas por ese virus. Además, en caso de tener VPH y no recibir atención, hay probabilidad de desarrollar complicaciones que incluso pueden derivar en cáncer. Por ello, es importante utilizar condón en todas las relaciones sexuales. 

Si la persona está indetectable en su carga viral puede tener sexo sin condón pero es recomendable tener presente que la exposición a otras ITS o a un embarazo es real. También se debe considerar que si la pareja sexual desconoce el estatus serológico podría sentirse engañada porque hubo sexo sin condón sin conocer el diagnóstico de la pareja. Si se ha optado por tener sexo sin condón lo recomendable es considerar las implicaciones que pueden derivarse si el punto no ha sido compartido. Quienes tengan duda al respecto pueden solicitar consejería en los servicios especializados o con organizaciones civiles.

Cabe mencionar que una persona que vive con VIH y que además utiliza condón, tiene una nula probabilidad de transmitir el virus.

[ohio_heading subtitle_type_layout=»bottom_subtitle» module_type_layout=»on_left» heading_type=»h4″ divider_visible=»1″ title=»VGUlMjByZWNvbWVuZGFtb3MlM0E=» subtitle=»JTBB» title_typo=»null» subtitle_typo=»{«font_size«:««,«line_height«:««,«letter_spacing«:««,«color«:««,«weight«:«inherit«,«style«:«inherit«,«use_custom_font«:false}»]