Vivir con VIH

Vivir con VIH es una condición de salud controlable

El uso de antirretrovirales permite que una persona que vive con VIH pueda llevar su vida de manera ordinaria. Para lo cual el monitoreo es determinante, por eso el protocolo de atención establece que cada 6 meses o al menos 1 vez al año se realicen pruebas de carga viral y CD4 para asegurarse que los medicamentos están funcionando. También son importantes los estudios de laboratorio general. Con frecuencia aparecen alarmas de salud, aunque la persona se sienta físicamente bien. 

El uso de suplementos alimenticios no es necesario pero si la persona quiere usarlos es recomendable conversarlo con su médico tratante. Lo que sí es importante es no confiar en los llamados “productos milagro” ya que si bien algunos pueden tener propiedades nutritivas o incluso estimulan las defensas del cuerpo, ningún producto combate al virus, por lo que a mediano plazo la persona puede tener una recaída.

[ohio_heading subtitle_type_layout=»bottom_subtitle» module_type_layout=»on_left» heading_type=»h4″ divider_visible=»1″ title=»VGUlMjByZWNvbWVuZGFtb3MlM0E=» title_typo=»null» subtitle_typo=»{«font_size«:««,«line_height«:««,«letter_spacing«:««,«color«:««,«weight«:«inherit«,«style«:«inherit«,«use_custom_font«:false}»]